Comer con sentido común

Gana salud y vitalidad y pierde peso sin dietas

El saber popular se está perdiendo a la misma velocidad que las
opciones alimenticias se multiplican. El caos alimenticio al que
sometemos cada día a nuestros organismos está dejando mella en
nuestra salud, vitalidad, forma física y buen humor. Hoy nos hablan de
un sinfín de dietas que debemos seguir si queremos estar sanos y
delgados: la paleo, macrobiótica, vegetariana, mediterránea, baja en
grasa, baja en hidratos de carbono, etc. Hace un siglo consumir pan
y azúcar blanco era una deseable señal de estatus social. Hoy
tenemos que pagar fortunas para volver a comer lo que antes estaba
destinado a los pobres: alimentos en su estado natural, sin refi nar,
libres de pesticidas, grasas saturadas y de aditivos y que no
provengan del otro extremo del mundo. Asimismo, hoy nos venden
una serie de alimentos como sanos cuando no lo son (la soja y sus
derivados, el trigo, el azúcar blanco, etc.) y desvalorizan otros que si
nos ayudan a mejorar y mantener nuestra salud. Pero, ¿acaso existe
una forma de alimentarse válida para todo el mundo? Este libro te
ayuda a encontrar una fórmula válida para ti y solo para ti; teniendo
en cuenta no solo la ciencia, sino también el sentido común.
Con más de cien recetas prácticas y sencillas aprenderás a:
- Sustituir los alimentos que dañan tu digestión, te restan salud o te
hacen engordar.
- Descubrir los alimentos que te ayudan a recuperar tu vitalidad y
alegría.
- Alimentarte de una forma sana y deliciosa.
- Mantenerte en el peso ideal para tu salud.

Escritor
Colección
Plus Vitae
Materia
Salud
Idioma
  • Castellano
EAN
9788441437081
ISBN
978-84-414-3708-1
Páginas
224
Ancho
15 cm
Alto
21 cm
Edición
1
Fecha publicación
10-01-2017
Tapa dura
14,00 € Comprar en Todos tus libros
También disponible en

Sobre Victoria Vinuesa (Escritor)

  •  Victoria Vinuesa
    Su interés por la alimentación no fue casual. Tras trasladarse a Nueva York para fi nalizar sus estudios de Psicología fue diagnosticada con una enfermedad crónica. Comenzó a buscar soluciones naturales para su enfermedad. Al cabo de solo unas semanas no solo se había recuperado ... Ver más sobre el autor