Adiós al hambre emocional

Otro cruasán de chocolate no...”, “Total, ya lo has hecho mal, de perdidos al río”, “El lunes empiezo de nuevo y lo hago todo perfecto”, “Hoy me quedo sin cenar y mañana al gimnasio”… Este era el diálogo interno de un día cualquiera en la cabeza de Laia Solé. Durante gran parte de su vida adulta, Laia estuvo en conflicto con la comida y con su cuerpo, sufriendo ansiedad por comer, hambre emocional, atracones y machacándose en el gimnasio. ¿Llevas años saltando de una dieta a otra? ¿Te ves incapaz de controlar tu forma de comer? ¿Comes con ansiedad? Si quieres dejar de comer emocionalmente, si ves la comida como tu enemigo, o simplemente quieres deshacerte para siempre de esos kilos que te sobran, Adiós al hambre emocional te proporcionará esa ayuda que estás buscando desde hace tiempo. Laia Solé te propone un enfoque muy didáctico y radicalmente novedoso, basado tanto en prácticas con más de 2000 años de antigüedad como en las más recientes técnicas psicológicas, que te mostrará, cómo controlar tu alimentación, regular tu apetito, ser consciente de los motivos que te llevan a comer en exceso para, finalmente , aprender a comer, lograr tu peso ideal sin dietas ni recuento de calorías y conseguir: - Tener una relación 100% en paz con la comida, con tu cuerpo y con tu interior. - Volver a disfrutar de la comida sin sentirte culpable. - Dejar atrás el comer por ansiedad y dejar de buscar en la comida cosas que esta nunca te podrá dar. - Ser libre, dejar de hacer dietas grises, aburridas e insostenibles.

Escritor
Colección
Psicología y Autoayuda
EAN
9788441439337
ISBN
978-84-414-3933-7
Páginas
288
Ancho
17 cm
Alto
24 cm
Fecha publicación
05-04-2019
Número en la colección
156
Rústica
18,00 € Comprar en Todos tus libros

Sobre Laia Solé Solé (Escritor)

  • Laia Solé Solé
    Laia Solé (Barcelona, 1986) ha llevado a cabo un largo viaje de interiorización personal. Su deseo de contribuir a hacer un mundo mejor la llevó a licenciarse en Ciencias Políticas. Con el tiempo, descubrió que para cambiar el mundo había que empezar por sí misma. Se aplicó con m... Ver más sobre el autor